Integración sensorial

La La Integración Sensorial se define como el proceso que organiza las sensaciones procedentes del propio cuerpo y del mundo externo, haciendo posible el uso efectivo del mismo en el entorno. Ha sido muy estudiada en el ámbito infanto-juvenil donde se han relacionado las dificultades en el procesamiento sensorial con alteraciones en el desarrollo sensorio-motor, el aprendizaje académico y la conducta.

Los sentidos

Todos conocemos los cinco sentidos básicos: gusto, oído, olfato, tacto y vista. Sin embargo, la mayoría desconoce la importancia de otros dos sistemas fundamentales para el buen desarrollo y funcionamiento diario: el sistema vestibular y el propioceptivo.


http://www.lingoreta.com/wp-content/uploads/2018/09/bebé.jpg
El Sistema Vestibular

Es el sentido del movimiento. Sus receptores se encuentran en el oído interno. Tiene funciones tan importantes como la

estabilidad del campo visual, el equilibrio, el control del tono muscular y de la musculatura antigravitatoria,

la coordinación bilateral o la regulación del nivel de alerta.

El sistema propioceptivo

Nos informa sobre la posición de nuestro cuerpo. Envía mensajes a nuestro cerebro desde los receptores situados en nuestros músculos,ligamentos y articulaciones. Dependemos de esta información para planificar nuestros movimientos.


http://www.lingoreta.com/wp-content/uploads/2018/09/niños.jpg

Para la mayoría de los niñ@s, la Integración Sensorial se desarrolla de forma natural. Sin embargo, para otros, este proceso no sigue el curso habitual. A continuación enumeramos algunos de los síntomas que se pueden observar cuando esto sucede:

  • Retraso en el desarrollo motor.

  • Dificultades de lenguaje, lectura y escritura.

  • Problemas de alimentación (dieta restringida, rechaza texturas…)

  • Bajo rendimiento escolar, problemas de atención y organización.

  • Alteraciones del ritmo sueño-vigilia.

  • Dificultades en la motricidad fina (pintar, abotonar, recortar, escribir…).

  • Tropiezos, choques o caídas frecuentes, descoordinación motriz.

  • Rechazo al movimiento (correr, saltar, juegos con pelota…).

  • Exceso de movimiento o inquietud motriz..

  • Evitación de contacto con ciertos materiales: arena, pintura…

  • Molestias con la ropa (etiquetas, texturas, tejidos, costuras…).

  • Distractibilidad con imágenes, objetos, personas o ruidos.

Aunque son importantes todos los sistemas sensoriales, desde la Teoría de la Integración sensorial, el sistema táctil, el vestibular y el propioceptivo son considerados como la base para un adecuado desarrollo.

Es necesario que la base de la pirámide sea sólida para que habilidades más complejas como el aprendizaje escolar, la conducta y las diferentes actividades de la vida diaria se desarrollen de una manera eficaz y de calidad.



En nuestro centro el principal objetivo es dedicarnos al cuidado de la salud y el bienestar de nuestros pacientes.


Vigo

986 16 46 46

Pizarro, nº 51 – 36204
Sanxenxo

886 16 11 72

Progreso, nº 96 – 36960
Gondomar

986 90 82 11

Otero Pedraio, nº 2 – 36380
O contáctanos en nuestro email

centrolingoreta@gmail.com

Somos un grupo de profesionales que trabajamos dentro de los diferentes campos clínicos para poder satisfacer las necesidades desde la primera infancia hasta la tercera edad.
Contamos con el mejor equipo de profesionales con una amplia experiencia para hacer valoraciones integrales, de todas la áreas del desarrollo.

RUEPPS

Centro inscrito en el Registro Único de Entidades Prestadoras de Servicios Sociales de la Consellería de Traballo e Benestar (RUEPPS) nº registro E-6162

NOVEDADES